El mino perfecto.

Me acuerdo que mis papás me arrendaron Trainspotting porque «debía verla» según sus palabras, por ahí por el 95?. Y claro que debía por un listado de razones:

-La onda: lo tenía todo. Carretes, las medias pintas y el soundtrack hermoso, gracias al cuál conocí y validé mi (por esa época extraño) gusto musical.

-Es la raja: tremenda película. De ahí que he visto todo lo de Danny Boyle. Y aunque creo que se quedó pegado en los 90s, me siguen agradando las temáticas morales que plantea en sus películas.

-Mcgregor: esencial guachito rico de mi vida. Qué sería de las adolescentes alternativas de la época sin Ewan? Una triste adolescencia. Mientras todas tenían a su Leo di (ojo, que igual me encanta, pero de una manera diferente), una podía decir «sí, me gusta un actor».

La maravilla llegó a su peak, cuando fue elegido para interpretar a Obi Wan Kenobi, y el mundo se lleno con fotos y juguetes suyos. En mi dormitorio aún tengo una foto que se ilumina al apagar las luces, proveniente del Village (que hermoso lugar era ese).

Tiene ene películas que me gustan ene. Pa qué decir Velvet Goldmine y The Pillow Book.

Hace poco volví a ver «Shallow Grave» y me acordé de lo mucho que me gustaba y lo fiel que le sigo siendo. Sobre todo que ahora va a volver a ser Mark Renton. Guachito, te espero. Homenaje a tu hermosura.

[thb_gap height=»30″]